Qué hacer si tiene problemas con la crianza compartida

La crianza conjunta después del divorcio es más fácil de decir que de hacer. Si bien desea hacer lo mejor para sus hijos, también debe tener en cuenta cómo hacer las cosas lo más fáciles posible para usted.


Estos son algunos pasos básicos que puede seguir si tiene dificultades con la crianza compartida:


1. Consulte su acuerdo de paternidad: su acuerdo de paternidad, junto con el calendario de visitas del padre sin custodia, proporciona una variedad de información sobre cómo abordar la paternidad compartida. Por ejemplo, si tiene la custodia física, su ex visitará a sus hijos según el horario que creó durante su divorcio. Esto puede ayudar a que todos estén en la misma página.


2. Saca a la luz tus inquietudes: si tienes alguna inquietud, no dudes en comentarla con tu ex. Es posible que sienta que embotellarlos adentro evita conflictos, pero hacerlo puede causar más daño que bien a largo plazo.


3. Aprenda a alejarse: si se encuentra discutiendo regularmente con su ex, debe aprender a controlar sus emociones y alejarse de la situación antes de que empeore. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero una vez que adquiera el hábito, estará en un lugar mucho mejor.


Al principio, es posible que tenga dificultades con la crianza compartida. Sin embargo, con el tiempo, siempre hay esperanzas de que usted, su ex y sus hijos se adapten al nuevo arreglo.


Si su ex toma decisiones que violan su acuerdo de crianza y / o horario de visitas continuamente, hable con él para solucionarlo. Si eso no funciona, es posible que desee considerar proteger sus derechos legales solicitando una modificación al tribunal que emitió la orden original.

3 views0 comments