¿Cuáles son buenas razones para divorciarse?

Ningún matrimonio es fácil. Ser compatibles como dos personas significa que ambos cónyuges deben adaptarse al crecimiento del otro y evolucionar juntos en lugar de separados. A medida que las personas cambian, los conflictos y las disputas deben abordarse en lugar de ignorarse si se quiere que el matrimonio continúe siendo feliz.


Si está pasando por momentos difíciles en su matrimonio, es posible que se pregunte cuál es la mejor solución. Si ha sentido resentimiento o enojo hacia su pareja durante varios meses o incluso años, es probable que el divorcio haya pasado por su mente más de una vez. Muchas personas que tienen relaciones infelices no están seguras de si deberían intentar hacer que las cosas funcionen o solicitar el divorcio. Las siguientes son algunas situaciones en las que el divorcio es una buena idea:


Cuando su cónyuge tiene una adicción


Mucha gente sufre de adicción y se puede superar cuando la persona quiere ayuda. Pero si su cónyuge niega su adicción y está afectando negativamente su vida, puede que sea el momento de divorciarse.


Cuando ocurre abuso físico o mental


El abuso físico o mental nunca es aceptable en ningún entorno. Si está siendo sometido a este tratamiento en su matrimonio, es vital que obtenga ayuda y busque seguridad.


Cuando su cónyuge es infiel repetidamente


Si bien la infidelidad puede ocurrir en un matrimonio y no tiene por qué resultar en un divorcio, la infidelidad repetida podría ser una señal de que debe terminar su matrimonio y seguir adelante.


Si está atravesando un período difícil en su matrimonio, debería considerar la posibilidad de recibir asesoramiento para parejas al mismo tiempo que aprende más sobre el proceso de divorcio.

1 view0 comments